lunes, 29 de diciembre de 2008

Despidiendo el 2008

Con la mirada posada en el horizonte y los dedos cruzados en la espalda, despedimos el funesto 2008 y cortamos el cordón umbilical del mediático 2009.


Con más esperanzas que las que carga Obama en sus hombros, le abrimos la puerta y la ventana al año entrante que debe ser un grito de aliento para las tantas barbaridades vividas en los 365 días del 2008.


Despedimos al Presidente y su reelección; Paya y sus narcos asesinados por Libelos armados; Los muertos de Semana Santa; Las pugnas del PRSC y su aguaje de unificación; el PLD y su lucha interna entre Conservadores y Leonelistas; el PRD y su Miguelito con Marbella; los demás partidos que fueron sombras tricolores; el caso de la Sun Land y su desestimación por falta de “pruebas”; el Rockash y su secuela titánica; el caso Baninter y su extensión temporal; el apresamiento de Báez Figueroa en su sweet carcelaria; Vivian Lubrano y su ataque de pánico de 4 meses, que se esfumó desde el instante en que el Presidente la indultó en Diciembre 23; la Cámara de Cuentas y su sueldazo devuelto; Leonel y sus indultos descabellados; el nombramiento de Cambita (encerrado por robo en plan Renove) como asesor de transporte del gobierno; los viajes del Presidente y su grupo de viajeros eventuales; la droga y su crecimiento indetenible; la Pelota y su corcho; Sosa y su regreso utópico; A-Rod y su elección de jugar con RD; las medallas olímpicas de oro y plata; el descalabro de Félix Sánchez; la Policía y sus casos sin resolver; AMET y sus contravenciones; la UASD y su desorden; los tantos niños que aun mueren de hambre; Bush y sus ataques; los miles de civiles que murieron sin culpa; África y sus piratas ladrones de oro negro; el país y el desempleo; los empresarios y su negación a subir los sueldos; la canasta navideña que mantiene viva nuestra cultura de regalarnos pescado y no que nos enseñen a pescar; las mujeres y su complejidad sentimental; los hombres y su ignorante machismo; el despotismo colectivo; la falta de conciencia; entre otras cosas que me pasaría el año venidero mencionándolas sin terminar…


En este día cualquiera quiero desearles un feliz año y exhortarles a que luchen por sus sueños para que lo materialicen como meta y lo cumplan con la satisfacción de un vencedor.

Nadie será feliz por ti y nadie te llenará los bolsillos de triunfos logrados, anímate a ser parte del cambio, esfuérzate por ser feliz y cuando lo logres no te olvides de los que aun no se han decidido.


Digan adiós a los malos recuerdos dejando correr los penosos momentos, como las chispas de los fuegos artificiales que se esparcen por el firmamento y fabrican en los niños el espejo de su inocencia.


Reciban de este par de de uno, un fuerte abrazo y la mas sincera y esperanzadora felicitaciones… Feliz Año Nuevo!!!


Por Manauri Jorge y Crisleydi Durán

viernes, 26 de diciembre de 2008

A dios a un tiempo de aquí...

Un año de duración no común, una evolución increíble, una experiencia intensa con final de ramalazos, pero final al fin. Expresión de lo que siento ante otro final, también coleteante, pero como no después de tantos tiempos de amarguras, de sufrimientos, de cantidades de angustias, de una gran decepción (el desorden social de mi país).

Me despido de este cruel año mal administrado, desorganizado, con bazas horas de lágrimas, y tantas sonrisas hipócritas, de fuertes lluvias y cortas aguas, de un año de crisis más alimentaria que de guerra… Adiós a una alegría en escasez y tristezas en abundancia… De un año corto en desarrollo pero con suficiente corrupción, de tiempos sin noches y niños con sueños, de mujeres con deseos y hombres inconscientes.
Y sigo. ¡Que bueno que ya se fue! Un año de desdicha, de patria mal bañada y gente sin esperanzas.

Le digo hasta nunca a aquellos vientos de destrucción y paz fingida, un año de dignidad caída y ambición por arriba, un año de democracia olvidada y lideres muertos, de familias dispersas y basuras unidas, de jóvenes activos pero con el alma hundida.

Un tiempo que pasó sin seguridad, sin control, sin vergüenza ni unión, un año sin autoridades, un año de muchas delincuencias, de bastante fermentación… Un tiempo donde el himno que no se canta, porque les tienen pena. Un bebé nace y se arrepiente de ver esta luz, porque sus ojos no perciben nada.

Por Crisleydi Durán

martes, 23 de diciembre de 2008

Carta para mi amo.


Con el respeto y la reverencia que usted se merece señor,
me dirijo hasta usted, después de muchos años de trabajo duro y explotación continua, para hacerle saber mi más sentido cansancio.

Nací en un campito lejos de la urbanización y me trajeron aquí sin preguntarme ni pedir mi opinión, me separaron de mi familia y no se percataron de la lágrima que se me escapó cuando relinchaba como demente al forzarme a subir al camión que tanto me maltrató.

Llegué hasta la ciudad y pensé que me tratarían como un animal, pero me equivoqué; me criaron comiendo despojos putrefactos cuando aparecían, bebiendo agua sucia si es que llovía, cabalgando entre púas y pedregales, dándome fuertes latigazos que me marcaron por lo poco que me queda de vida, abusaron de mi y aun lo siguen haciendo.

Señor amo, le escribo esta carta para decirle que por favor ya no me maltrate más y que me trate por lo menos como un animal, no como un objeto que se le saca el jugo y se vota.

También siento y soy un ser vivo, mire como sangro con los fuertes latigazos que me da cuando no puedo marchar más y usted me obliga, mire las tantas marcas en mis patas por los caminos que usted me hace andar, mire, mire mis pesuñas que no sirven para nada.

Ya no aguanto más señor, por lo que mas quiera, déjeme ir o tráteme como lo que soy, un animal.

(Carta enviada por un caballo ubicado en la intersección entre la autopista Las Ameritas y la Ave. Venezuela, Sto. Dgo.)

Por Manauri Jorge

¿1,2, 7, 15, 58, 127…739 homicidios?

Resulta alarmante la cifra que revela el Instituto de Patología Forense, el cual indica que desde el primero de Enero del presente año hasta el 14 de diciembre, han ocurrido 739 casos de muertes por homicidio, según hayan sido registradas.

Esta cantidad resulta aterradora para un pueblo de unos 10 millones de habitantes legales. De la cantidad de muertos mencionados todos son asesinados por un arma de fuego, lo que deja como consecuencia una mortalidad de más de 2 personas por día y varias familias con una secuela depresiva.

Nuestra sociedad está inmersa en un desorden colectivo, es como una epidemia que se expande y nadie se libra de ella. Desde la cúpula social (como menciona mi colega mas abajo sobre los funcionarios de la CC y su "$regalía pascual$") hasta el comerciante de la esquina que no pretende bajar el precio de la canasta familiar o como yo le he bautizado la "fundita familiar".

No se si esto sea parte del famoso Apocalipsis o sea parte de una broma pesada de la naturaleza que está vomitando sus desperdicios para purgarse de tantos despojos humanos que no hacen mas que adelantar la extinción total de los pocos que tienen conciencia.

Muertos por aquí, atracados por allá, violaciones en los suburbios y robos en los palacios... con todo este desorden no se si mañana estaré aquí para seguir escribiendo, pero sino, en mi lapida suscriban "muerto por concienzudo".

Por Manauri Jorge

Le temo al futuro...

A pesar de que los nueve miembros de la Cámara de Cuentas fueron escogidos atendiendo a una terna enviada por el Poder Ejecutivo, de los cuales se esperaba hagan cumplir la misión de velar por una administración eficiente y transparente de los recursos del Estado, esto no ha ocurrido, y los llamados ha examinar las cuentas de la república están inmersos en un mayúsculo escándalo social que mantiene sus puestos en baja credibilidad.
A solo dos meses de instalarse en sus cargos, los nuevos integrantes de la cámara se destaparon con el primero de sus escándalos, tras descubrirse que los miembros se habrían otorgado el pago del salario 13 o de regalía pascual de manera leal.
Según informaciones también se habrían autorizado además el pago de un bono especial como incentivo para cada uno de los nueve miembros, el cual corresponde, tambièn, al mismo monto de la regalía pascual, RD$ 281,973.60. Multiplicado tres veces la misma cantidad.
Alguien habló hace mucho tiempo de las relaciones de los ríos con los seres humanos y, es hoy cuando comprendo a que se refería. Hoy puedo dar una relación, por ejemplo, los ríos nacen y en su discurrir, afluentes y cañadas se le van uniendo cual si fuesen parásitos. Pasa igual en la vida del ser humano, que después de nacer, crecer, y desarrollarse limpio, permite que viles carroñeros se unan a su caudal dañándole su espíritu digno.
Considero muy particularmente que se debe creer en algo más sobre las causas que generan los hechos humanos. Porque esto ya es demasiado lo que ocurre en nuestro país, y justamente con las personas a quien se le debe tener más confianza, aquellos que están al frente del máximo organismo fiscalizador de las cuentas del Estado.
A veces pienso que es un sin sentido el hecho de que yo escriba o diga estas ideas si en nada cambiará la mentalidad de los hipócritas y ambiciosos porque, total, cambian de patrono, siguen a todo vapor con su misma falsedad.
Vivimos rodeados de víboras que no permiten ni aceptan la tranquilidad de aquellos que existen de forma honesta, honorable, profesional, repleta de sacrificios de toda índole y demostrando que se puede triunfar sin ser corrupto, inepto ni guardaespaldas y, sin decir siempre sí al jefe y, aun así sobreponerse a los obstáculos, vivir bien y mantener su criterio sobre lo que es la moral.
Con todos estos problemas sociales que sufre el país, creo que se le diagnosticara muy pronto una enfermedad que acabará con la solidaridad, la bondad y la conciencia que por años ha identificado al dominicano.
Un padecimiento que se manifiesta generalmente en situaciones conflictivas cuando los infectados son indiferentes y sólo buscan bienestar propio; cuando en lugar de aportar soluciones, dispensan impedimentos que a corto o largo plazo perjudican a todos. Pienso a aunque la enfermedad aún no tiene cura, que existe un buen método: se llama conciencia. Que es la que les hace falta a esos sin escrúpulos que están calcinando la humildad e inocencia del pueblo dominicano.
En lo adelante ya no habrá solución, porque será tarde para remediar la conciencia de aquellos inescrupulosos. ¡Que vergüenza! Me da miedo saber que pasará en tiempos venideros…
Es que deseo sembrar en la conciencia de todos nosotros aquellos de que “si te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano y la satisfacción del otoño”.

¡Quizás nos hace falta conciencia pero a ellos dignidad!

Por Crisleydi Durán

lunes, 22 de diciembre de 2008

Plegaria



Mundo cruel y despiadado
Callas y huyes cuando debes dar la cara.
Asqueroso patio de corazón oxidado
Pocos comen filete y la gran mayoría se muere de ganas.

Tierra injusta de ojos transparentes
Una venda de ceda cubre tu rostro.
La balanza social se torna hereje
Y la boca del mar vomita tus despojos.

Universo dulce con sabor amargo
Tan grande como inservible te han convertido.
Ríos, arroyos y surcos vilmente disecados
Palabras tan vacías como puestos inmerecidos.

Sepulcros blanqueados de cuello blanco
En sus manos descansa nuestro sueño.
Lo justo es quimera como la suerte un gancho
La guerra les da alegría y la droga su sueldo.

Apiádate de nosotros señor Jesus
No te olvides de los más desposeídos.
Llévanos hasta tu reino donde quiera que esté
Porque aquí en la tierra estamos jodidos.


Por Manauri Jorge

domingo, 21 de diciembre de 2008

Juicio de Pueblo


¿Será fácil hacer aquí un vestido con la tela del juicio? o ¿es qué no hay suficiente juicio como para construir un vestido? Son dos cuestiones que resultaría interesante aclarar para así determinar que tan alocados estamos los dominicanos cuando creemos que los problemas sociales pueden ser resueltos con oraciones y no con acciones.

Nos ilusionamos y alegramos cuando nos damos cuanta de que construyeron una escuela en tal lugar, porque en ese momento nos olvidamos de que faltan más de las que ya están hechas, brincamos para arriba cuando escuchamos que bajaron los precios de algunos alimentos de la canasta familiar, pero se nos va de la mente aquellas personas que ni aun así pueden comprar tal producto, damos gracias a Dios al saber que el familiar que teníamos interno en el hospital fue dado de alta porque ya se encontraba mejor, pero ¿y los otros miles que quedaron, no nos importan? Algunas madres se vuelven locas cuando se dan cuanta de que su hijo pasó de curso, pero no les preocupa el sistema educativo obsoleto que tenemos y que cada día más está en decadencia, yo, por ejemplo, estoy feliz porque mi niño(a) esta bien y bien vestido, pero y los millones que andan en las calles desposeídos?

Lo más interesante, quizás, es que pasan esas cosas y ni cuenta nos damos, porque pensamos que como no lo vamos a resolver, para qué me intereso por eso. Así mismo piensan los que sí les corresponden hacerlo.

¿Que hacemos entonces, Dejamos que el vestido se quede por mitad por falta de disposición? No te da miedo saber que así está tu bandera a media asta!

Por Crisleydi Durán

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Pueblo Mio

Republica Dominicana, isla de grandes poetas y héroes olvidados, único lugar donde a la suerte se le llama chepa y al viento nocturno se le apoda sereno. Un país sin sinónimos donde la ausencia de dinero se llama hoya y la abundancia del mismo se le denomina paca, a la pareja se le llama Jeva y el bolero moderno es la bachata.

Términos como: "tu ta atra" o "vete a 10", son parte del argot popular que se difunden en las conversaciones de los jóvenes y también de personas pasadas de edad.

Una islita donde los libros muerden y la pinta importan más que las tres comidas del día, un lugar de transeúntes valientes que salen cada día con dos Padre Nuestro y un Ave Maria para que un delincuente nos los atraque y los mate.

Somos la mejor vecindad del mundo; aquí no nos hace falta un químico farmacéutico porque con limón y sal todo se resuelve, no necesitamos una silla eléctrica porque se dañaría por falta de uso, y no necesitamos el bautizo del Tío Sanz porque somos sus esclavos sin darnos cuenta…

¿Qué dirían tus patriotas caídos si hoy te vieran tan maquillada y tan sucia?

Por Manauri Jorge

Inexistencia



Somos de tierra fértil pero lastimados por hombres inescrupulosos, somos de un sistema político "estable" que pertenece a la democracia representativa pero vivimos en un constante desorden por los responsables a mantener la sociedad en armonía, somos de un país lleno de esperanza y amor pero persistimos en una sola y colectiva angustia por la vida derruida en valles, en lagos, en montañas y en el lejano abandono de los pueblos pequeños y callados, somos de un lugar en donde se habla de sueños pero ponen una sonrisa en cada gota de agua insuficiente, somos de sangre y corazón pero vivimos del polvo de nuestra tierras. Hablan de patria imperiosamente cuidada pero definitivamente mal protegida.

Vivimos envueltos en la desesperación y la impotencia de vida, en el hambre y la sequía, en los gritos silenciosos de gentes desposeídas, vivimos en una política absurda que se alimenta solo de incapacidad y abuso humano, vivimos humillando la patria que nos representa, pero de aquí somos y aquí vivimos en un lugar equivocado de actitudes morales y compromisos. La confianza se convierte en ambición cuando se habla de protección.

Un nuevo año que entra, y encuentra las expectativas y los sueños de prosperidad cada vez más lejos de la realidad y caídos en lo más profundo de un abismo envuelto en llantos de niños y mujeres sufridas.

Por Crisleydi Durán

sábado, 13 de diciembre de 2008

Grito en el Silencio...


En este mundo tan globalizado donde todo se vende y se detalla, en este patio del universo que va cambiando constantemente y en su cambio trae consigo cosas buenas, malas y muy malas, donde un ciudadano coloca su esperanza en la página blanca del libro de la vida y teje un grito; y pide paz y pide ayuda o piden pan y luz, por los más pobres, para los barrios, para los desposeídos. Cuando no es la deportación es el olvido, cuando no es la Policía, es el silencio.

Vivimos en un lugar lleno de penínsulas y todas ajenas, con bahías preciosas pero extranjeras. Para pensar en pertenencia tendría que variar el deseo y llorar solo por la familia.

Nuestra sociedad enfrenta difíciles momentos caminando descalza entre púas. Instantes que se pueden ver y discutir y otros que ni se mencionan. Los medios de comunicación van en camino a ser el poder supremo del mundo, todo se difunde y se transmite a través de ellos, y si el mensaje emitido es basura, entonces los receptores tendrán desechos en sus cabezas. Acorten un poco el sensacionalismo e inculquen al pueblo un poquito de valores para que seamos menos androides y más pensantes.

En esta era tan globalizada, donde todo se vende y se detalla, compren dos pesos de conciencia ¡por favor!, si es que aun queda algo en el mercado. Porque falta pensar que todo es posible, y que no es un milagro la vida, que digan que todo hombre tiene dignidad y mujer sonrisa.

Crisleydi Durán Y Manauri Jorge