sábado, 5 de mayo de 2012

La libertad de y desde la prensa Dominicana

El ejercicio periodístico mundial celebra cada 3 de mayo, desde que en 1991 la Conferencia General de la UNESCO eligió esta fecha para conmemorar la Declaración de Windhoek (África), el Día Internacional de la Libertad de Prensa, cita histórica que sorprende a República Dominicana bajo un esquema con altas y bajas sobre este particular.

La situación que vive el país caribeño con relación a una deontología periodística fue reconocida por uno de los directivos de la Comisión de Libertad de Expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Miguel Franjul, quien el pasado 23 de abril confesó:

"En el último semestre (octubre 2011-abril 2012) se incrementaron los casos de agresiones, amenazas o sometimientos judiciales contra una treintena de reporteros y productores de programas radiales y televisivos por parte de ciudadanos civiles y agentes de la autoridad policial, que suscitan legítimas preocupaciones por la situación de vulnerabilidad e inseguridad que rodea su misión en nuestro país".

El también director del periódico Listín Diario mencionó algunos hechos donde el derecho de informar se ha visto mermado por acciones dolosas de terceros. En febrero pasado sucedió con el periodista Guillermo Gómez y su hijo, ambos ejecutivos del periódico digital Siglo21.com, medio bloqueado por el Gobierno bajo el alegato de que eran responsables de "hackear" la cuenta electrónica de la primera dama Margarita Cedeño de Fernández.

Problemas con el poder también han tenido los profesionales Ileana Rosario y Paul Menguis (Canal 5), Edmundo Ledesma y Johanna Pérez (Canal 16), Anthony Cordero (Canal 29), Franklin Guerrero (Canal 9), entre otros tantos que se esfumaron del interés colectivo como efímera es la vigencia de la tinta diaria.

Para este 3 de mayo el Colegio Dominicana de Periodistas (CDP) citó tres factores que limitan una plena libertad de prensa como son: la falta de institucionalidad, la concentración de los medios en unos cuantos grupos económicos y a la ausencia de un estatuto que dé garantía al ejercicio profesional del periodismo.

En un documento emitido por el CDP, presidido por Aurelio Henríquez, se plantea que "aunque esos factores traban el pleno ejercicio de la libertad de prensa, no es menos cierto que el desarrollo de la tecnología ha puesto en manos de ciudadanos y periodistas nuevos instrumentos de expresión que informan de todo lo que acontece en un momento determinado".

El CDP abogó por que se le otorgue mayor libertad a la comunicación social para que pueda contribuir a la transformación de la sociedad como lo expresan la UNESCO y la ONU en su mensaje con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Pero el rumbo que lleva la prensa criolla ya lo había vaticinado el 23 de abril pasado la periodista Nuria Piera, supuestamente amenazada de muerte por sectores políticos después de presentar varios reportajes televisivos donde denunció la corrupción garrafal de "privilegiados".

En un acto donde fue respalda por cientos de sus colegas, precisó que trabajar con las informaciones le ha costado mucho sacrificio en su país por "la impunidad y la corrupción colectiva".

Consideró que en la clase periodística dominicana hay una crisis grande porque "ahora los políticos te llaman colega", en alusión a que el poder del capital determina los horizontes mediáticos.

Pero ¿qué tan cierta es la premisa de que hoy el poder económico determina el poder mediático?

Salarios de los periodistas

Sin conocer todavía del auge de la Internet y las redes sociales, el estudioso de la comunicación Miguel de Moragas (1981) se atrevió a decir que "el estudio científico de la comunicación de masas siempre ha estado condicionado, de un modo u otro, por los factores económicos y políticos prevalecientes en cada período histórico".

Pese a que en la actualidad hay más espacios para difundir el pensamiento, no menos cierto es que los de mayor calidad y prestigio se concentran en grupos económicos que se puede contar con una mano.

El periodista y escritor Miguel Guerrero entiende que "a despecho de la basura que circula intensamente por las redes sociales, y el uso abominable que los políticos y los gobiernos hacen de ellas (...), no hay duda que el Internet y las herramientas que pone al servicio de la razón y la libertad, constituyen el más importante aporte a la dignidad humana desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

Sobre la libertad de prensa dijo que "los métodos de represión no son ya tan directos ni necesitan serlos, pero eso no los hace menos brutales. Los gobiernos autoritarios, aún las democracias, no necesitan ya valerse de las represalias directas contra diarios, revistas y periodistas".

El comunicador Ricardo Nieves considera que "hay más libertad de empresa que de prensa en Dominicana. Cada día la prensa libre se convierte en presa de la empresa. Las grandes corporaciones de comunicación someten el interés público a los dictados del mercado -privado- y los intereses corporativos...".

También asegura que "los dueños de los medios son los dueños de la opinión pública, y privada".

Y por esa realidad es que jóvenes como Stalin Montero, graduado con honores de la universidad estatal y asesor de por lo menos 15 tesis e investigaciones de grados, prefiere realizar labores ajenas a las de su formación académica para ganarse la vida.

A la pregunta de por qué lo hace, su respuesta fue tajante: "La libertad de prensa es una censura ejercida, en la mayoría de casos, por el establishment -grupo dominante-, representado en nuestra realidad local por una oligarquía propietaria de grupos mediáticos y empresariales que se produce basada en sus intereses económicos".

Respuesta interesante también ofreció la graduada con promedio sobresaliente Marielys Duluc, quien al momento de lograr su título laboraba en la televisión cibaeña y abandonó los medios para dedicarse al comercio independiente.

"Se padece a veces de censura activa convertida en favoritismo e indiferencia, teniendo que prostituir tu pluma o tu voz en favor de los intereses del dueño (...), prefiero hacerlo por vocación y no sentirme fracasada al ver que tantas enseñanzas fueron mentira", reflexionó.

Hace casi una década que el periodista español Juan Luis Cebrián, fundador y director de El País, expresó en su libro "Carta a un joven periodista" que "la libertad de expresión no es nuestra, sino de nuestros lectores. Bastante es que sepamos administrarla con prudencia, sin zafiedad, sin miedo".

Sin embargo, la libertad de expresión no solo contempla lo que establece el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino que va más allá. No se promueve el ejercicio libre del periodismo si para ocupar los puestos de trabajo hay que responder a un determinado círculo económico o político.

En un estudio que realizó en agosto de 2011 el portal latinoamericano Clasesdeperiodismo.com se comparan los salarios promedio de los periodistas de la región. Para aplicar la encuesta tomaron como muestra a 463 profesionales del área que ofrecieron sus testimonios sobre el apólogo que significa un sueldo lujoso dentro del quehacer mediático.

(http://es.scribd.com/doc/63503650/Encuesta-Lo-que-ganan-los-periodistas-en-America-Latina-El-Caribe-y-Espana)

Según el estudio, el 75 por ciento de los reporteros dominicanos ganan menos de mil dólares mensuales. También destacan que el 25 por ciento restante no alcanza ni los 500 dólares en el mismo ciclo de tiempo.

En el caso de los editores y jefes de redacción, ninguno de los entrevistados dijo cobrar por encima de los mil quinientos dólares al mes.

En Puerto Rico, por citar un ejemplo, todos los editores devengan un salario por encima de los tres mil dólares cada 30 días; los periodistas ganan más de dos mil dólares. Brasil paga menos de tres mil dólares al 50 por ciento de los reporteros, mientras la otra mitad asegura obtener entre mil quinientos y mil dólares por su oficio.

Las universidades dominicanas están repletas de periodistas que decidieron ganarse la vida como profesores en vez de continuar en una labor que quizás no les garantiza la estabilidad -relativa- de las aulas.

"Salí porque no sentía que dentro de los medios podría obtener las libertades suficientes para servir a la sociedad como ingenuamente pensé que se podía hacer. Tampoco sentía incentivos económicos porque los sueldos en mi época, como siempre han sido, eran pírricos y desconsiderados", contó el profesor universitario Ramón Rosario Cocco.

Antes de abandonar los medios Cocco laboró en más de cuatro canales de televisión, sin contar sus aportes en la prensa escrita. "Dios me sacó de la prensa. Corría el riesgo de ser asesinado porque era aguerrido y mis preguntas no agradaban a los poderes dominantes", confesó.

Pero también hay otra casta de profesionales que prefieren optar por una beca internacional antes que aventurarse en sobrevivir con uno o varios sueldos inverosímiles, obligados al pluriempleo que no garantiza más que el cansancio a corto o mediano plazo.

En este Día Internacional de la Libertad de Prensa el presidente de la SIP, Milton Coleman, honra la vida de los 24 periodistas caídos en los últimos doce meses en Brasil, Colombia, Guatemala, Haití, Honduras, México, Perú y República Dominicana.

Aprovecha para externar que le preocupan "los mecanismos directos y sutiles -o no tan sutiles como en el caso de Ecuador-, económicos, legales y judiciales utilizados en varios países de nuestra región contra los medios de comunicación".

En su defecto no se refiere a la concentración de poder y la manipulación del capital contra un ejercicio que su raíz lo contempla como diáfano, pero en el pragmatismo la censura previa obnubila el criterio de los que son trapecistas de los poderes ya dominantes.

Por Manauri Jorge

miércoles, 2 de mayo de 2012

La vida en manos de otro

Como si ser especial fuera una maldición, 25 niños -y no tan niños- son atendidos por filántropos dentro de la fundación Casa de Jesús. A los que todavía le sobreviven los parientes ya ni recuerdan sus rostros por la ausencia prolongada.

"Viviana" cumplió siete años el pasado 11 de abril y ni siquiera lo recordó. Quizá sea intencional que ignore el mundo fuera de las cuatro paredes donde lleva junto a sus semejantes seis años y tres meses.

Llegó a la Fundación Proyecto Ayuda al Niño Casa de Jesús justo cuando lo inauguraron en el año 2006. Su madre de 13 años padecía trastornos mentales y la abandonó. Tiene una abuela materna que, por cierto, lleva más de cuatro meses sin saber de ella.

Como ella hay 25 infantes, con edades entre los tres y 21 años, que conviven dentro del único centro que los cuida por esa zona, ubicado en el kilómetro 19 de la autopista Las Américas, calle Monumental número 7 en el sector Esther Mariel.

Pero que no les confunda la posición geográfica del refugio: no pasa de un dígito porque en los 1,500 metros al norte que toma llegar al lugar no hay más de seis viviendas. La construcción de la vía fue iniciada y las autoridades la han dejado en caliche, lo que condiciona que cada 300 metros se formen furúnculos de lodo.

Pero más importante que ese problema es que el centro carece de ayuda económica. Su director Lucas Carvajal asegura que en los últimos dos años han tenido que hacer malabares para cuidar a sus dependientes.

Y enfatiza desde el 2010 a la fecha porque a raíz del terremoto de enero en Haití, la Fundación Proyecto Cuidado al Niño (Project ChildCare Foundation) que los patrocinaba, abandonó el proyecto y se fue a brindar ayuda del otro lado de la frontera.

Mensualmente aportaban cerca de 200 mil pesos para el pago de una niñera por cada interno, una maestra, cuatro enfermeras, una doctora especializada y cuatro vigilantes. Sin esos fondos disponibles, la reducción al mínimo de personal fue obligada.

Reciben la colaboración mensual de 20 cajas con alimentos del Plan Social de la Presidencia y desde septiembre de 2011 los Centros de Comedores Económicos también se han sumado a la colaboración con raciones alimenticias.

La energía eléctrica la dona el Ministerio de Salud Pública, aunque se va desde las 8:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde, según los entrevistados. Conservan tres inversores dejados por los norteamericanos y con eso tratan de hacer malabares para los pocos alimentos que les llegan no pierdan vigencia.

"Hay un señor en el kilómetro de 12 de Las Américas que es dueño de un almacén y nos fía algunas cositas hasta que le podamos pagar. Una vez lo traje a la fundación y desde entonces colabora con el crédito", apuntó Carvajal.

Con la abundancia de iglesias pentecostales cabe la interrogante de ¿por qué el pastor no saca una parte del diezmo recibido y lo dispone al Centro? "La iglesia donde estoy necesita más que este lugar y lo poco que se consigue es para ayudar a los enfermos".

Un empresario cubre los salarios de la terapista, la enfermera y uno de los vigilantes. El pago de cuatro niñeras corre por cuenta de cuatro donantes de clase media. El sueldo de los dos vigilantes restantes, la secretaria, la encargada de limpieza y la cocinera... ¡bien gracias!

Desde que la Casa de Jesús abrió sus puertas no han escatimado esfuerzos para recibir con los brazos abiertos -actualmente vacíos- a los necesitados.

Carvajal precisa que antes de darle entrada a un enfermo hacen una evaluación del caso y, si amerita la urgencia, solicitan la autorización del Consejo Nacional para la Niñez (CONANI) para trasladarlo a su refugio.

"Más del 80 por ciento de los enfermos son pobres; algunos parientes son de clase media alta, pero creo que les avergüenza tener un dependiente especial y prefieren abandonarlo a su suerte", reseñó.
Del total de ingresados, hay seis que llegaron directamente desde la institución gubernamental.

La dirección de Casa de Jesús no se opone a la mediación, pero insiste en que por lo menos el Gobierno le otorgue un mínimo de recursos para sostenerse.

Aportes del Conani

Mercedes Guzmán, encargada de Organizaciones No Gubernamentales del Conani, aclaró que no facilitan dinero a ninguna organización por una carencia generalizada, pero que les sirven de mediadores para la donación de medicinas y alimentos.

Además, resaltó que al refugio le asignaron una supervisora permanente para que rinda informe de todo lo que suceda y les facilite lo que esté dentro de sus posibilidades.

"Hay decenas de hogares en condiciones muy precarias y, por lo menos, a la Casa de Jesús no le faltan alimentos ni medicinas. Como toda organización sin fines de lucro carecen de muchas cosas, pero están más estable que otros centros", declaró.

Ya en el caso de los especiales, hay una joven de 19 años que padece discapacidad cognitiva cuya madre tiene buena posición económica. "Ella me llama a veces y me dice que me vaya con ella, pero ya este es mi hogar. Dios me trajo y aquí me quedo".

La más extrovertida de todas las niñas apenas alcanza los siete años. También sufre de discapacidad cognitiva (retraso mental) aunque su caso es más grave porque no puede articular palabras. Su madre la ha visitado dos veces en cuatro años.

De los 25 ingresados, sólo tres pueden hablar con claridad. Una de las privilegiadas tiene 12 años y cursa el sexto grado. La llevaron al centro hace casi un lustro cuando se encontraba desnutrida y recién le habían extirpado un pulmón.

Tiene un hermano de 14 años que vive con ella, pero su discapacidad motora y mental lo limita a sonreír y levantar la cabeza cuando quiere atención especial. Su hermana planea estudiar medicina para dedicar su vida al cuidado de los enfermos especiales.

El caso de mayor cuidado es el de una niña de siete años que padece hidrocefalia y los médicos diagnostican que ya no pueden hacer nada para evitar que la cabeza le crezca. Apuntan que sus posibilidades de supervivencia son mínimas si la someten a cirugía.

Ella, sin poder caminar ni hablar, pasa todo el día acostada porque, además, una patología estomacal hace que la parte derecha de su abdomen crezca sin control. Su mirada usualmente la fija al vacío, como quien espera paciente el desenlace mortal de su destino.

En los seis años que lleva el centro han fallecido tres menores por las complicaciones congénitas. Uno murió por hidrocefalia, el segundo sufrió una embolia y el tercero pereció por un paro respiratorio.

Para cada uno de los que no pueden caminar hay sillas de ruedas que, como era de esperarse, también fueron donadas. Sobran algunas, pero la administración del lugar las guarda por si nuevos enfermos necesitan de ellas.

Las patologías que presentan los que viven en la fundación son distrofia muscular, discapacidad cognitiva y auditiva, hidrocefalia y síndrome de down.

Infraestructura

El religioso Lucas Carvajal aclara que de los 20 mil metros cuadrados que tiene el área, el refugio no ocupa ni el 20 por ciento porque la precariedad económica los limita terminar el proyecto. Solo está levantada la parte frontal, diez habitaciones y una cocina.

Quizás la decoración infantil y la higiene que mantiene el refugio dejan entre dicha las necesidades que señala su dirección, pero el pastor aclara que lo mantienen así para que los niños conserven su inocencia.

Antes de cruzar la puerta principal una alfombra de color opaco da la bienvenida. Por las tardes la luz solar penetra cautelosa y, como por arte de magia, se ven reflejados en las paredes los dibujos que adornan el único pasillo que hay.

En cada habitación cabe un promedio de diez camas "king size" (160 centímetros de ancho por 3.6 metros de largo), pero los únicos cuatro aposentos que están en uso, en su mayoría, están llenos de cunas.

Fuera del recinto, en los cuatro puntos cardinales, solo se ve monte y alguna que otra vivienda con dificultad. A unos cien metros de la entrada principal levantaron un cuartucho donde almacenan las herramientas y los equipos inservibles.

Servicio altruista

Prudencio Matos se traslada dos veces a la semana desde los Alcarrizos hasta el refugio. Cuando el pastor Carvajal consigue dinero le da algo por sus servicios de vigilante, pero afirma que colabora sin ningún tipo de interés económico.

Quizás los 70 años que acumula el vigilante le imposibilitan ser más ágil que los malhechores, quienes "hace un mes se robaron más de 12 ovejas que les regalaron a los niños; en noviembre pasado se llevaron una bomba distribuidora de agua y antes nos habían despojado de todo el tendido eléctrico con un valor aproximado de 40 mil pesos".

Viviana Carvajal es hermana del pastor. Al igual que Matos, reside al otro extremo de la capital. Sus hijos le exigen que abandone el refugio porque ya ronda los 60 años, pero se niega bajo el alegato de que "estos niños ya son parte de mí".

"Mientras pueda respirar estaré aquí. Mis hijos me atacan para que me vaya, pero estos niños ya son parte de mí; soy la que les cocina y aunque mis parientes se opongan, no puedo irme y dejarlos", justificó.

Lucrecia Reyes cuenta con el apoyo de su esposo, quien cuida los hijos en común mientras su pareja se ausenta cada tres días para cuidar la descendencia de otros. Lleva dos años en la faena y planea seguirla mientras fuerzas tenga.

La que ya cumplió un lustro en el centro fue Virgilia Vegaso. "Vivo cerca de aquí y si nosotros, que estamos en el mismo sector, no ayudamos, entonces quién lo hará", se preguntó.

Piensa que si tuviera un hijo especial, como los del centro, lo cuidaría y criaría con normalidad "porque es de mi vientre que sale".

Y es que como afirma Vegaso: "Un padre o madre que abandone su hijo en la Casa de Jesús, simplemente no tiene corazón..."

Por Manauri Jorge

domingo, 22 de abril de 2012

Una feria artesanal fuera de la feria literaria

SANTO DOMINGO.- La XV versión de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2012 se desarrolla con más concurrencia que en años anteriores. Las atracciones y los pabellones literarios atrapan la atención de los visitantes, datos suministrados por la dirección general de la actividad.

Pero fuera de la Plaza de la Cultura también se desarrolla otra feria con énfasis artesanal que no pasa desapercibida por el público -en su mayoría joven- y que todos los años sus protagonistas
cargan con sus raíces para extrapolarla al principio capital de "oferta y demanda".

Basta con detenerse un minuto en la acera frontal de la Universidad Central de Este, en la avenida Máximo Gómez, para auscultar la riqueza de una tierra situada en la parte noroeste de América del Sur: Ecuador.

Los casi 800 inmigrantes ecuatorianos que viven en República Dominicana llevan más de una década en el país caribeño con negocios únicamente artesanales.

Los artículos elaboradas por los ecuatorianos son bufandas, gorras, collares, pulsas, bultos y alguna que otra artesanía personalizada. También en sus mesas aparecen anillos, cadenas, caricaturas adhesivas, cintillos, entre otras cosas prefabricadas que son exportadas desde su país.

¿Por qué sólo se dedican a la comercialización de artesanía?

Dos razones básicas: la primera es que desde muy jóvenes en sus casas les enseñan el arte de tejer y crear accesorios que van desde pulsas hasta abrigos. La otra reflexión -y sí que es válida- es que instalar un negocio de otra naturaleza, que conlleve un costo mayor de materia prima y elaboración, les saldría muy caro a personas que llegan a suelo extranjero con aguja e hilo.

Carlos Picuasi, con siete años en Dominicana, precisa que importar una máquina para producir en masa sus obras les costaría entre 10 y 15 mil dólares, ésto sin contar la importación de la materia prima, el pago de impuestos, local, energía, empleados, entre otras aristas.

Pero hay un ingrediente extra que quizás sea la razón fundamental de por qué estos extranjeros no se convierten en empresarios de su cultura. Para Picuasi no fue grato confesar que sus compatriotas no son muy unidos y hasta se atrevió a decir que "es que los ecuatorianos somos egoistas".

Óscar Suárez coincidió con el anterior y textualmente dijo: "Todos somos amigos, pero cuando terminan las ferias cada quien arranca por su lado duramos meses sin vernos. Aveces nos llamamos para saludarnos, pero no compartimos información sobre los negocios y eso".

La esposa de Suárez, María Oyagata, apuntó que cerca de un 30 por ciento de sus paisanos residen fuera de Santo Domingo, pero el resto prefiere hacer negocio en las zonas de mayor tránsito peatonal como la calle El Conde, las escuelas, patronales y ferias en general.

Carlos y Ríchard Matango solo tienen siete meses en Centroamérica. El segundo explicó que llegan a República Dominicana porque no les exigen visa para ingresar y sólo les cuesta 30 dólares al año renovar el permiso de residencia.

De los que abandonan su tierra para aventurarse en otro país solo el 10 por ciento es de sexo femenino. Luis Wychamba explica que eso se debe a que los hombres, por lo menos ecuatorianos, tienen más capacidad de resistencia y pueden soportar más tiempo de penurias.

Impedimento de entrada a la Plaza

Muchos lectores quizás se pregunten el por qué no les permiten a los ecuatorianos la venta dentro de la Feria del Libro y la razón, según Wychamba, es que los organizadores les exigen que para ingresar necesitarían elaborar sus artículos a la vista de todos, no importarlos como lo hacen.

"Esta es la única feria que no nos permite vender dentro. En los otros pueblos, cuando hay patronales o actividades similares, el ayuntamiento local nos otorga un permiso y comercializamos sin problemas", expresó.

En esta ocasión hay cerca de 15 mesas con artículos similares, pero con precios que difieren dependa la calidad. Se instalan alrededor de las 12:00 del mediodía y recogen lo que no se les venda cuando no haya clientela.

Carlos Picuasi enfatizó que en la Feria del Libro, tanto en esta como en las anteriores, casi no obtienen ganancias porque la oferta supera la demanda. Admitió que en las actividades de menor concurrencia ganan más porque sólo van dos o tres ecuatorianos.

Intercambio cultural

Hace un año el embajador de Ecuador en el país, Carlos López, sostuvo un encuentro con el rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) para coordinar intercambios culturales entre amabas naciones.

La idea era que con esos programas de movilidad profesoral y estudiantil se fortalecería la educación latinoamericana.

Esa propuesta, al parecer, no pasó de simples palabras diplomáticas de dos funcionarios porque Carlos Picuasi tuvo que abandonar sus estudios universitario en la UASD porque los créditos le salían muy caros y no podía costearse el pago de las asignaturas.

Estudió en un liceo criollo y no bien cursó tres semestres en la estatal cuando decidió cambiar los libros por aguja e hilo. Hoy es padre de una niña y debe procurar por el sustento de su familia junto a su esposa, que se dedica a lo mismo.

Pese a que no logró un título académico, su fluidez y capacidad de análisis lo han llevado a ganar el respeto de sus compatriotas y dominicanos.

"Nunca has escuchado algún conflicto con un ecuatoriano porque aquí llegamos a trabajar. Es cierto que no somos muy unidos, pero no andamos en pleitos ni nada de eso porque somos gente tranquila y a donde quiera que vamos nos estiman por eso", resaltó.

En los pocos más de diez años que los ecuatorianos llevan en el país han sabido "aplatanarse" muy bien y extraporla sus raíces para comer del fruto que los mantiene vigentes.

http://www.diariolibre.com/dleducacion/2012/04/22/i333166_feria-del-libro-ecuador-artesania.html


Por Manauri Jorge

jueves, 12 de abril de 2012

Dibujos animados con rostros presidenciables



A medida que se acercan las votaciones, los partidos hacen malabares para ganar adeptos y asumir la Presidencia de la República el 20 de mayo. Algunos recurren hasta situaciones risibles, como es el uso de personajes de populares dibujos animados o superhéroes.

La tecnología ha evolucionado tanto que ya no se tiene que viajar a Ciudad Gótica, Metrópolis o Piedradura para presenciar a los personajes tradicionales de las caricaturas populares. En las principales vías de la capital dominicana nos podemos topar con Batman, Pedro Picapiedras, Pablo Mármol o cualquier otro.

La diferencia del dibujo que vemos tras un monitor y el que testificamos en República Dominicana es que los palpables tienen rostros de los dos principales candidatos presidenciales.

La realidad es que se trata de una modalidad publicitaria innovadora del partido oficial. Se trata de  contratar por 400 pesos al día a diez hombres, tres de ellos con máscaras de Hipólito Mejía, del opositor Partido Revolucionario Dominicano y el resto con el semblante de Danilo Medina, por el de la Liberación Dominicana.

Los que representan al candidato del PRD personifican a Los Picapiedras, que vivian en al Edad de Piedra, y los que llevan  la faz de Medina visten de Batman, aunque esta vez no viste de negro, sino que lleva un traje morado con la insignia amarilla -los mismo colores del PLD-.

Del grupo, hay quienes llevan la careta del candidato morado pero vestidos de traje muy elegante con un letrero colgante en el pecho que dice: "El cambio es pa' lante, nunca pa' tra".

Es bien conocida que la tarea dura y arriesgada de los superhéroes tradicionales es salvar al mundo de los villanos y mantener la paz en la Tierra. Esta vez la misión cambió: la labor de los personajes es distribuir volantes a todos los peatones y conductores que se desplacen por las avenidas donde "orgullosamente" hacen el bien colectivo.

"Me he preparado para ser Presidente. Sé lo que debo hacer. Qué corregir y qué continuar. Haré los CAMBIOS -enfásis en mayúscula tal y como está en el volante- que aseguren "echar pa'lante y nunca pa'tra", dice el papel morado con el rostro de Medina de fondo y que es entregado, como es lógico, por Batman y los hombres bien vestidos.

Los que asumen el personaje de Mejía distribuyen un panfleto similar negro con la cara del candidato de fondo. Pero el de "Papá" establece lo siguiente:

"Tú me conoces. Tú sabes lo que hice cuando fui Presidente. Si te fue bien conmigo, cuento con tu voto. Yo soy, sencillamente, el mismo Hipólito".

Uno de los disfrazados, luego de posar para el lente, se salió del personaje y confesó que fueron contratados por un mes para distribuir volantes todos los días durante cuatro horas. Los uniformes son entregados por un dirigente peledeista que supuestamente residen en San Carlos, pero cuyo nombre no quiso revelar.

 Este jueves 12 estuvieron desde las 6:00 hasta las 10:00 de la mañana en la intersección entre las avenidas Duarte y México, en el barrio de Villa Francisca.

Para esta tarde prometen hacer lo propio en las avenidas Máximo Gómez esquina Simón Bolívar.

"Batman" detalló que todos los días se irán a una intersección distinta para cumplir con la labor encomendada -no por el Salón de la Justicia- y ganarse sus 400 pesos.

Y sea cual sea el papel que representen estos "nuevos superhérores", lo cierto es que exhorto a que disfrute ver a los candidatos presidenciales juntos y abrazados por cualquier esquina, ya que de seguro en la realidad esa fraternidad esté muy lejos de conciliarse.

 http://www.diariolibre.com/elecciones2012/2012/04/12/i331919_elecciones-danilo-hipolito-campana-pld-prd.html

Por Manauri Jorge

martes, 10 de abril de 2012

La maldición de don Alfredo es tener oro en su tierra

Don Alfredo, pensativo, silente, ausente...
Le rompieron su casa por diecisiete partes, le destruyeron los alambres de la finca y le robaron la tranquilidad de su reino. Pero lo peor de todo fue que despedazaron su mundo, que era el mundo de sus viejas certidumbres, y lo llenaron de dudas y preguntas que nadie ha podido responder sin tener que recurrir a una colección de mentiras baratas y artificios.

Él se llama Alfredo Zacarías y tiene 81 años. Es campesino de pura cepa y vive –si a eso aún se le puede llamar vida- en Los Martínez, una pequeña comunidad de Maimón, provincia Monseñor Nouel, dedicada a la agricultura, y que una vez fue apacible.

La maldición de don Alfredo, su mayor desgracia y su más pesada cruz, ha sido que en su tierra encontraran oro. Desde que eso ocurrió su vida y la de su familia cambió para mal. Y ahora sus días son una simple sucesión de angustias inenarrables y sufrimientos sin fin.

La Corporación Minera Dominicana (CORMIDOM), mejor conocida como Cerro de Maimón, inició sus operaciones de extracción el 19 de noviembre de 2008, bajo una concesión del gobierno dominicano que le entregó el control de las aguas, de las piedras, de las lluvias, de los árboles, de los caminos, de los montes, de los atardeceres, de las mañanas, de las plantaciones, de las noches, y con ello le entregó el destino de la gente.

Don Alfredo llegó al lugar hace más de cincuenta años. Entonces, no había mundo ni había nada. La luz del sol no entraba, y era tan espeso el breñal que las estrellas se quedaban afuera. Con su aliento, hizo el mundo y lo llenó de luz. Donde se posaron sus manos, crecieron los surcos.

Al poco tiempo, esas tierras, que antes eran una impenetrable montería, se convirtieron en el reino de don Alfredo, un reino limpio y productivo, lleno de plantaciones de cacao y de productos menores, donde nacieron sus hijos y donde hoy crecen sus nietos.

El día en que la minera inició las exploraciones, ese día se inauguró el Apocalipsis en la comunidad de Los Martínez. Llegó un helicóptero y puso contra la pared la tranquilidad, que era el tesoro del lugar.

La aeronave se pasaba el día –incluyendo los momentos que la gente tiene reservados para descansar- sobrevolando bajito por encima de las casas, poniendo a temblar los tejados, retorciendo los árboles y las plantaciones, y alterando la paz de las rosas.

La gente andaba al garete, y las vacas, los gallos, las guineas, los cerdos, las gallinas, todos los animales de crianza corrían sin sitio ante el ruido ensordecedor de aquel aparato nunca visto sobre las plantaciones y gallineros.

La compañía andaba explorando la zona. Sobrevolaba todo el día de un lugar a otro, espantando hasta las piedras.

Los enojosos vuelos del helicóptero se prolongaron un tiempo y los lugareños tuvieron que convivir con aquel infierno que no escogieron ni deseaban.

Después comenzaron las detonaciones. Donde antes cantaban los pájaros, empezó a sonar la dinamita. Las explosiones son precedidas de tres toques de sirenas con intervalos de pocos minutos. La peor, según don Alfredo, es la del mediodía porque ya no se puede ni comer tranquilo en su propia casa. “Estamos comiendo y, de repente, ¡pumm! una explosión”.

Cuando se produce la detonación, parece que el mundo se está acabando. Además del ruido que se extiende por todos lados, las explosiones dejan una huella imborrable en la comunidad: las casas se estremecen por el impacto, y a algunas, las más cercanas a la zona de la mina, se les han cuarteado las paredes.

Fueron, precisamente, esas detonaciones las que hicieron que la casa de don Alfredo, la misma que fue construyendo poco a poco a golpes de cosecha y que fuera el proyecto de su vida, se cuarteara por diecisiete partes. Entre la pequeña galería que da al camino que viene de Maimón y la última pared de la terraza trasera no ha quedado un solo espacio de la vivienda sin sufrir daños.

La Corporación Minera Dominicana –Cerro de Maimón- es subsidiaria de la compañía canadiense GlobeStar Mining Corporation. Sus operaciones se realizan en la franja comprendida entre las comunidades Los Martínez y Copey, donde según reportes geológicos, hay reservas probadas de mineral de 4.1 toneladas métricas, con una concentración de cobre de 2.9 por ciento, una concentración de zinc de 1.8 por ciento, un contenido de oro de 1 gramo por cada tonelada y un contenido de plata de 35 gramos por cada tonelada de mineral.

El 12 de octubre de 2011, el gerente de exploración de la mina, Sergio Gelchic, afirmó, muy orondo, que “el modelo conceptual de minado contempla el uso de tecnología que garantiza una buena gestión ambiental”. Pero todavía no se completan bien los cuatro años de operación y los ríos ya no sirven para nada. Ya no queda un alma en sus aguas: ni un pez, ni una jaiba. Nada. Ninguna especie ha logrado sobrevivir después de la mina.

Las aguas,  visiblemente afectadas por la intervención de la minera, han tomado un grimoso color oscuro y tienen un fuerte olor a gas.

Don Alfredo tenía veinticinco cabezas de ganado Cebú. Algunas reses bebieron agua del río Sin y poco después murieron. Según don Alfredo, se empezaban a tambalear, dejaban de comer y al poco tiempo caían muertas. Cuando las abrieron tenían todo el interior podrido. Otras quedaron visiblemente afectadas y nunca más sirvieron para nada.

Don Alfredo y sus hijos tuvieron que levantar una alambrada en mitad de su propia tierra para que el ganado no siguiera bajando al río a saciar su sed.

Un día, bajo la presión y la protesta de don Alfredo, la misma minera hizo construir un bebedero para que las vacas que aun quedaban en el lugar no tuvieran ningún contacto con las aguas del río.

Los Zacarías tenían un negocio con un dirigente cooperativista de la zona para que sus vacas pastaran en su finca. (“pagar piso” le llaman los ganaderos). Pero al poco tiempo empezaron a enfermar y tres ejemplares abortaron sin explicación. El hombre se llevó su ganado para otro lado y tuvieron que devolverle su dinero. Así terminó la actividad ganadera de don Alfredo.

Las operaciones de Cerro de Maimón comprometen las aguas de Sin y Los Corozos, dos afluentes del Maimón, un gran río que une sus aguas a la más importante arteria fluvial de la región: el Yuna. Y entre todos, hacen la gran ofrenda de sus aguas a la presa de Hatillo, que da vida a todas las comunidades circundantes.

Hubo un tiempo en que esos ríos bañaban las plantaciones y regaban la esperanza de los productores; un tiempo en que sus aguas eran cristalinas y bajaban sin reparo de sus lugares de nacimiento. Hoy son fuentes sin fortuna por cuyas aguas corre el veneno de la ambición.

Además de la tala masiva de todas las especies dentro de “su” jurisdicción, la mina ha puesto en peligro la foresta en las zonas aledañas. Y sólo hay que mirarle el rostro a la arboleda para ver cómo palidece ante las presiones ambientales y para anticipar el futuro que le espera.

Las viejas plantaciones de cacao, que eran el centro de la actividad agrícola de la finca, ya no tienen posibilidad. Y así, donde antes reinaba el dios de los surcos y crecían hermosos los sembradíos, ahora se levanta  una yerba mala.

A un costado de la propiedad de don Alfredo hay una pequeña plantación de naranjas babor que eran la sensación del lugar. Después que la mina empezó sus operaciones, los naranjos de don Alfredo lucen fatigados. Algunos se secaron, y los que quedan se empezaron a resentir.

En los alrededores de la mina toda la tierra está desahuciada y condenada a morir. Ya nadie se arriesga a sembrar un árbol. Cuando estas fincas eran la gloria de los tiempos, y la arboleda, escoltada por el viento, aún coqueteaba al sol con su frescura, la vida era otra cosa en estas comarcas.

Una vez, don Alfredo fue un hombre rico. Tuvo plantaciones, crianza de animales. ¡Y tuvo sueños! Hoy es un hombre pobre, o peor, empobrecido. De sus viejas ilusiones lo que quedan son escombros.

Debatiéndose entre el miedo, la impotencia y la necesidad, muchos campesinos se fueron. Dejaron una vida entera sembrada en estas tierras, y al irse se quedaron sin pasado. La compañía puso precio a su mundo y muchos tuvieron que ceder, aceptando precios de vaca muerta.

Pero don Alfredo sigue ahí. Su mundo se está tambaleando, pero él sigue de pie, luchando como un guerrero por el mundo que construyó. Anda solo como una sombra patrullando sus dominios y auditando su fin. Como en los buenos tiempos, su machete siempre va con él.

Sus contendientes lo tienen todo: el dinero, el poder, la alta política y las decisiones. El sólo tiene su vida como motivo, y apenas una mano y una pierna para pelear porque ya perdió la mano izquierda de un machetazo un día en que trabajaba inclinado sobre los surcos, y una artrosis le inutilizó la pierna derecha.

Para hacer las cosas como Dios manda y evitar que los acontecimientos se desbordaran y tomaran un camino indeseado, don Alfredo salió de su casa, muy temprano en la mañana, el 9 de octubre de 2009 con un folder lleno de fotografías y papeles, y fue el Palacio de Justicia de Bonao.

Allí, en la Primera Instancia de la Cámara Civil y Comercial de Bonao, depositó una demanda por daños y perjuicios en contra de Cerro de Maimón. ¡Y vaya usted a ver el caso que le han hecho! Nunca ha sido citado ni por cortesía, nunca cuestionado sobre sus razones, nunca escuchado.

Con tantos funcionarios santificando la minería, con tantos poderes públicos tendiéndole la alfombra y tanta palabrería a su favor, ¡qué juez le va a poner caso a don Alfredo!

La minería es la actividad económica donde las autoridades han mostrado más entreguismo y donde más se han arrodillado ante los intereses extranjeros. Hasta el momento se han otorgado más de 70 permisos de exploración y explotación, y cada día el país se levanta con una nueva y más leonina concesión. Como en los tiempos de la colonia, el gobierno esta cambiando oro por espejitos.

Tanto se ha envilecido la República Dominicana en la entrega de sus recursos no renovables, que Daniel Danis, director de Unigold, otra compañía canadiense autorizada por el gobierno a llevarse cinco millones de onzas de oro de un yacimiento encontrado en la comunidad Los Candelones, de Restauración, aseguró en Toronto, Canadá, el pasado mes de marzo, muerto de la risa: “La República Dominicana es el mejor país del mundo para explorar oro”.

Cuando la Historia –así con mayúscula- vaya a hablar de esto tiene que empezar por el director general de Minería, ingeniero Octavio López, un hombre que cuando habla no parece un funcionario dominicano llamado a velar por los intereses nacionales y pagado con los dineros del pueblo, sino un empleado de las compañías extranjeras que están depredando el país por los cuatro costados.

Cada vez que se acerca a un micrófono presenta como un gran logro lo que verdaderamente es una vergüenza nacional. Tiene en el cargo lo que Leonel Fernández tiene en la Presidencia, y en esos tres periodos no ha tenido más logro que entregar, en las condiciones más vergonzosas, humillantes y leoninas, el patrimonio minero del país.

Están rompiendo la cordillera Central por el medio, por el mismo lugar donde nacen los ríos, y encima Octavio López lo está celebrando.

Si alguien quiere ver el espectáculo de la derrota humana y constatar cómo ruedan los sueños de un hombre trabajador por el despeñadero de un progreso mal entendido, que vaya a Los Martínez. Ahí está don Alfredo acorralado, peleando solo por sus razones.

La luna se mudó de su rostro y a cambio le dejó una tristeza nunca vista. Pero ni el poderío de la minera, ni la vocación de complicidad de las autoridades, ni la indiferencia de los jueces han podido con él.
Ojalá que todo el país no termine un día como la finca de don Alfredo.

Por Vianco Martínez

jueves, 5 de abril de 2012

Semana Santa: algunos se van, otros vienen



La concurrencia de cientos de personas en las paradas de autobuses da cuenta de que no todas las tradiciones están perdidas. Llegar hasta el pueblo natal en el asueto de Semana Santa todavía es una obligación para muchos ciudadanos. Algunos se van, otros vienen.

Parada del kilómetro 9 de la autopista Duarte

En la terminal del kilómetro 9 de la autopista Duarte la concurrencia de pasajeros se redujo en por lo menos un 30 por ciento, en comparación con años anteriores, según asegura el administrador Augusto Díaz.

A simple vista se puede denotar una disminución en el flujo del tránsito en por lo menos un 50 por ciento en dirección Este-Oeste, aunque contraria situación ocurre desde el interior hacia la capital.

Las guaguas brindan el servicio desde las 5:00 de la mañana hasta las 10:00 de la noche. Sus principales destinos son María Trinidad Sánchez (Nagua); La Vega, Sánchez Ramírez (Cotuí); Hermanas Mirabal, provincia Espaillat (Moca), San Francisco, Santiago y Monseñor Nouel (Bonao).

Siete supervisores de la Oficina Técnica del Transporte Terrestre (OTTT) fiscalizan las condiciones mecánicas de los autobuses, mientras seis de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) controlan el flujo de vehículos.

En Pintura

Para las 10:00 de la mañana, la afluencia de pasajeros en la terminal de la autopista 6 de Noviembre, conocida como Pintura, aumentó en por lo menos un 10 por ciento con dirección a San Juan de la Maguana, según los choferes. Y claro, es en este pueblo sureño donde más se practican los ritos mágicos religiosos para esta fecha.

Pantaleón del Rosario es el administrador de esta terminal de autobuses y precisa que ofrecerán el servicio desde las 6:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche, con más de 100 autobuses disponibles.

Cabe resaltar que, por lo menos hoy, los metropolitanos no tienen orden de multar a los conductores, sino de mantener el tránsito en constante movimiento. Algunos motoristas aprovechan la medida para desplazarse sin cascos, otros toman todas las precauciones.

Un hecho peculiar ocurrido en esta terminal fue el desplazamiento de cinco autobuses repletos de personas vociferando cánticos religiosos en honor a San Miguel. Los devotos salieron desde Yaguate con destino a Higüey. Un anafe y varias sillas adornaban la parte frontal de la caravana.

Pero los pasajeros no salían de las terminales con las manos vacías, ya que un grupo de mujeres que se identifica como militantes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) regalaron vasos de habichuela con dulce acompañados de un volante promocionando su candidato.

Parque Independencia

Los conductores de autobuses en el Parque Independencia han optado por reunirse en una esquina y contar historias jocosas, en razón de que las guaguas, si acaso, salen cada media hora con cinco o seis pasajeros.

La terminal de San José de Ocoa, San Cristóbal, Azua y Haina se ve desierta. Uno que otro pasajero asoma la cabeza por el cristal pujando la llegada de otros antes que el sueño lo venza.

En mi vida nunca había visto una Semana Santa como esta. La cosa está mala y pico, enfatiza con ahínco Marcos Reyes, conductor de una de los autobuses que llevaba más de 30 minutos estancada en la precariedad de circulante.

Donde sí hay flujo anormal de vehículos es en la avenida Independencia. El cierre de la avenida George Washington obliga a los conductores a buscar rutas alternas. Uno que otro improperio se escucha por las ventanillas de las guaguas en contra del alcalde distrital por la instalación de piscinas artificiales en El Malecón.

En la Duarte

El mayor número de viajeros es notorio en las terminales que colindan con la avenida Duarte esquina 27 de Febrero. Aún así, José Martínez, supervisor de todas las guaguas, asegura que no se ha movilizado ni una cuarta parte de los que solían viajar para esta fecha.

En movimiento se ven niños, jóvenes, adultos y hasta adultos mayores que apoyados en bastones o con sillas de ruedas se abren paso entre la multitud mientras persiguen el eco de los cobradores de guaguas que repiten como cinta rayada su destino.

Ya en esta parte de la capital los autobuses iniciaron los viajes desde las 4:00 de la madrugada y seguirán mientras los pasajeros soliciten el servicio.

La mayoría de los viajantes se dirige hacia el Sur Profundo, aunque Milciades Montero, chofer de una de las guaguas con destino a Barahona, especifica que desde el interior hacia la capital llegan practicamente vacíos.

Al igual que en las otras terminales, agentes de la Amet y la OTTT contribuyen a aumentar la seguridad en este asueto que culmina el próximo Domingo de Resurección.

Uno de los factores que posibilita la circulación masiva de criollos y extranjeros en las calles es que el pasado viernes fue día de cobro para los empleados privados -los públicos reciben lo propio entre el 25 y el 30-, o por lo menos esa fue una de las excusas que utilizaron algunos transeúntes para cerrar maletas y pagar su boleto de ida.

Pero otra razón, y quizás la primordial, es la que plantea la siquiatra Elena Hasbún de que "es un consumismo brutal que hay y las esperanzas de que disminuya no son alentadoras".

Ya sea por consumismo, tradición o fluidez económica, los cierto es que para esta fecha el desplazamiento de personas es inevitable, lo que indica que el cordón umbilical cultural no se corta por ningún óbice que interponga el destino.

Por Manauri Jorge

lunes, 2 de abril de 2012

El caos en el transporte es un desorden bien organizado



Pese a que República Dominicana es uno de los países donde más caro se venden los combustibles en América Latina, se da el "lujo" de ser unas de las naciones con mayor cantidad de automóviles per cápita. Al menos dos de cada cinco ciudadanos poseen vehículo.

Al cerrar el 2011 el parque vehicular en el país ascendió a 2,917,573 unidades, con un aumento de 121,977 de nuevo ingreso comparados con el 2010. Automóviles no aptos sacados de circulación: ninguno. Vale anotar que el 95.9 por ciento tiene como mínimo seis años de uso.

Del total de vehículos de motor hay al menos 1,487,962 (51%) motocicletas, 671,041 (23%) automóviles y el resto se divide entre unidades de carga de dos ejes en adelante, dígase camiones y patanas.

Pero la razón de este reportaje no es resaltar las actualizaciones del Departamento de Estudios Económicos y Tributarios de la Dirección General de Impuestos Internos, sino buscar el trasfondo de por qué el desorden vehicular no es tan casual como se pinta.

El primer factor por considerar es el exceso de vehículos. Sólo en el Distrito Nacional pululan cerca de 904,447 (31%), seguido por 466,811 (16%) por el gran Santo Domingo y un tercer puesto para Santiago con 233,420 (8%). Ni 26 provincias juntas superan la flotilla capitalina.

-¿En qué país del mundo hay un concho tan destartalado como aquí? - se pregunta con notoria exaltación Antonio Marte, presidente de la Confederación Nacional de Transporte (Conatra). Prosigue -eso no es culpa mía; yo debería meterle un millón más de carros para ver si el diablo nos termina de llevar a todos-.

También José Jáquez, portavoz de la Autoridad Metropolitana del Transporte, considera que se debe orquestar un plan gubernamental dirigido a reciclar los vehículos que, más que quemar carburantes, contribuyen con el epitafio de la capa de ozono.

¿Es despreocupación del gobierno o el desorden tiene intención maquiavélica?

Una respuesta a considerar la arroja Juan Hubieres, presidente de la Federación Nacional de Transporte la Nueva Opción.

-Que haya grandes tapones le conviene al gobierno porque se consume más combustibles y, por ende, son más recursos fiscales que le entran al Estado; por cada galón de gasolina consumido se pagan de impuestos 63.23 pesos si es premium y 55.95 si es regular.

Pero el sindicalista no se queda ahí: "Este es el país de lo absurdo. Un gobierno necesita mayor consumo, en cosas que debemos ser racionales, para ganar más dinero, despilfarrarlo y hacerse millonarios", enfatiza con vehemencia.

Y para fermentar la hipótesis de los sindicalistas, la DGII revela que "la recaudación total por concepto de vehículos de motor en el 2011 fue de RD$6,167.8 millones, superando al 2010 en RD$88.5 millones. La recaudación por emisión de primera placa y traspasos en el año 2011 aumentó RD$30.5 y RD$38.7 millones respectivamente".

Todos coinciden en que la política de reciclaje vehicular está ausente. Cualquiera que desee conducir un pedazo de metal con gomas lo hace sin el menor cuidado. Esto multiplica el desorden colectivo y al parecer no se tienen medidas concretas para frenar esa práctica.

Falta de educación

Otra punta de lanza en esta batalla diaria es la carente formación mostrada por los conductores. Los organismos internacionales, según la Amet, clasifican la educación de las masas según cómo se desarrolle el tránsito diario.

El organismo facultado para controlar el tránsito vehicular levantó en una semana 12,000 infracciones contra conductores de vehículos pesados que se desplazaban por la izquierda, cuando la ley determina que deben hacerlo siempre por su derecha.

-Hay personas desaprensivas que no tienen la formación desde el hogar ni en la escuela, por ende, no respetan las reglas de tránsito-, reflexiona Jáquez.

Un punto de vista similar es el de Julio Horton, director de la Oficina Técnica del Transporte Terrestre, quien entiende que "no hay un país que se desarrolle si sus ciudadanos no tienen una educación y cultura de buenos modales. Pero la formación debe ser general, no solo de los choferes".

Contrario a los anteriores, Hubieres señala que no se trata de si hay o no educación, sino de una notoria falta de autoridad. Confiesa que conoce abogados, médicos y maestros que conchan igual que los demás choferes denominados incultos.

Después de musitar un desahogo impronunciable, el presidente de Fenatrano propone unificar todas las instituciones que tienen que ver con el transporte y organizar una institución o ministerio "y no tener muchos vagos cobrando tanto dinero".

Mal estado de las calles

Falta de educación y un exceso de vehículos, dos factores que pondrían de cabeza cualquier país organizado. Sin embargo, hay otra arista en este sudoku: el mal estado de las vías.

El gobierno -usualmente durante proselitismo político- implementa el denominado "plan de asfalto" cuya intensión es reparar algunas rutas averiadas y construir las que hagan falta.

La queja común de los choferes es que las dichosas reparaciones no perduran un trimestre para deshacerse. Algunos conductores que transitan por la avenida La Marginal, paralela a Las Américas, se han manifestado en varias ocasiones por la misma razón, pero el eco de sus quejas al parecer no llega hasta los oídos de las autoridades competentes.

Se supone que los túneles, elevados y pasos a desnivel desintegren el caos, pero en horas pico no hay desvío que valga. Entre 7:00 y 9:00 de la mañana el caos que se forma en los tres puentes que unen la parte Este de la provincia con el Distrito Nacional es apoteósico. Igual situación ocurre entre las 5:00 y 7:00 de la noche.

Una solución viable que se muestra es educar a los bachilleres para que al conducir lo hagan con la debida moderación. Lo curioso es que la asignatura Educación Cívica fue retirada de las aulas sin razón aparente y, sin chance a la duda, ha hecho mucha falta.

En lo que sí coinciden todos los entrevistados es que mientras no exista una disposición gubernamental para mejorar el problema, el caos seguirá teniendo el control.

http://www.diariolibre.com/economia/2012/04/02/i330765_transporte-caos-vehiculos-amet-dgii-gobierno-tapon-rd.html

Por Manauri Jorge

miércoles, 7 de marzo de 2012

Luís Kenton ahora baila con la pluma y el pincel


Cuando la desgracia asalta el apogeo artístico el afectado necesita más que voluntad para levantarse y es precisamente ese ingrediente adicional que exhibe con todo esplendor Luís Kenton, conocido como uno de los mejores bailarines hace 30 años y hoy se ve obligado danzar con la pluma y el pincel.

Para 1978 la agrupación artística Los Kenton gana “Revelación del año”. Tito, Rafa y Luís conformaban el frente que revolucionó las coreografías de orquestas al punto de que hubo una época donde la moda se denominó la “kentomania”.

No bien Los Kenton saboreaban las mieles de la fama cuando Luís sufrió un accidente mientras practicaba algunas piruetas en una cama elástica. El resultado de la tragedia lo mantiene desde entonces en silla de ruedas con una artrosis degenerativa donde sus coyunturas pierden movilidad.

Pero como expresa el propio accidentado: “Todo obra por un fin y no se trata de por qué suceden las cosas, sino para qué. Lo que me pasó hoy me hace más útil, no grande. Y es que la grandeza solo la tiene Dios, a quien por su obra conocí”.

Desde que supo que no volvería a bailar, Luís buscó otras modalidades del arte y hasta hoy ha publicado seis libros entre novelas, biografías y poesía, además de cinco exposiciones de pintura. Es también el director de una de las escuelas de música más famosas de Santo Domingo Este.

Para 1996 se gradúa con honores de Psicología Clínica en la Universidad de la Tercera Edad. Mientras hablaba con quien suscribe, confesó que desea estudiar Cinematografía y que ya inició los trámites para realizar la que sería su segunda carrera académica y quinta profesión.

Una persona minusválida con tanto ímpetu tendría que contar con una cantidad ilimitada de recursos para sus necesidades, sin embargo, dinero es precisamente lo que no tiene el único de Los Kenton que todavía reside en República Dominicana. Rafa y Tito llevan varios años en Estados Unidos.

Vive en un apartamento opaco, medio rancio, a la vista pequeño para las tres personas que lo albergan. Dos tambores bajo la mesa, una guitarra que se equilibra con una silla, un conato de piano que aguanta la inercia de la puerta y un viejo monitor que confirma que la Luis Kenton Talent College funciona en ese mismo nido.

A pocas pulgadas de la puerta una pila de pupitres oxidados se hacen espacio a la espera de que, como todos los fines de semana, más de 50 aspirantes a músico invadan gratuitamente la escuela-hogar en  Alma Rosa I de Santo Domingo Este.

Luís luce sobrio, pálido, con alguna humedad en sus ojos que se filtra por los lentes recetados, las arrugas ya empiezan a formar surcos en su rostro y por la imposibilidad de mover sus piernas muchas veces se le escapan suspiros casi silentes, imperceptibles.

El artista y su legado


Ya Kenton no puede bailar pero puede hacer que sus alumnos lo hagan. Es el manejador del grupo juvenil “Brayni y las Chikenton” cuyas niñas se mueven con el mismo brío que en su momento lo hizo su maestro.

“El hombre no necesita piernas para caminar porque los pasos con el espíritu llegan más lejos. Desde mi silla de ruedas he puesto a bailar mis estudiantes igual que como bailaba cuando podía hacerlo”, reflexionó.

Entiende que la música no le dura toda la vida a los artistas, por lo que aconseja prepararse para poder hacer otra actividad cuando no se pueda continuar la carrera sobre los escenarios.

Además de formar músicos, Luís se preocupa por aportar a la sociedad artistas dignos en su comportamiento. Obliga a sus estudiantes estudiar música en todas sus facetas y cada dependiente tiene la tarea de ser ejemplo positivo en su entorno.

“Ya hoy nadie recuerda a Luís Kenton...”


Toma siete segundos con la vista al vacío como quien trata de alar por las greñas algunas palabras con anestesia, pero no logra su cometido del todo y lo dice...

“Tengo la espinita porque en los Premios Casandra nunca han reconocido el trabajo de Los Kenton. No deben esperar que uno se muera. El amigo no espera la muerte para manifestar el afecto y... -suspira- no entiendo por qué ya hoy nadie recuerda a Luís Kenton”, explayó.

Se anima a sí mismo al argumentar que cada quien está en lo suyo y vive de acuerdo a sus circunstancias, con la finalidad de alcanzar las metas propuestas.

Su enfermedad se complica cada día más. En cualquier instante podría morir porque las coyunturas entre sus huesos pierden movilidad y si no lo tratan con carácter de urgencia quedaría inmóvil completamente.

Y mientras espera una ayuda económica que cubra las terapias que requiere, con la poca movilidad que le queda en los dedos escribe la que considera será su mejor obra: “Los Kento... La leyenda”.

Muy enérgico y entusiasta concluye: “Si dejo la música muero. Nací siendo músico y así moriré”.

Por Manauri Jorge

lunes, 5 de marzo de 2012

Corporán... sigue!

Rafael Corporán de los Santos, el Viejo Corpo, con 72 años muere la madrugada del 5 de marzo de 2012. Un infarto al miocardio le sorprendió mientras era atendido en la Clínica Abreu por afecciones que padecía meses atrás.
Sus parientes confesaron que una depresión circulaba por sus emociones, pero la alegría que caracterizaba su personalidad y la firme convicción de ayudar a los demás se impusieron sus últimas horas para reafirmar su boleto hasta el firmamento.
Siendo un niño Corporán tuvo que hacer de limpiabotas, canillita, billetero, vendedor ambulante y otros tantos oficios que le enseñaron cómo ganarse el pan para ayudar a los suyos. Con mucho sacrificio el Viejo Corpo estudió locución y desde entonces su paso por los medios quedaría marcado con tinta indeleble.
Gozando con producciones Corporán fue su primer programa y el que desde el inicio recibió el respaldo de las mayorías. Y es que no se limitaba a emitir enunciados por un micrófono, sino que brindaba espectáculos artísticos con las figuras trascendentales de la época.
Años después pasa como propietario de Radio Popular, emisora noticiosa que más tarde logró posicionar en la preferencia de los dominicanos. Con su primera emisora el crecimiento de Corporán era indetenible…
Pero la tangente de los programas de entretenimiento surge en 1988 cuando las cámaras de Sábado de Corporán se encienden por primera vez para durar un cuarto de siglo transmitiendo las ocurrencias, dinámicas, concursos, entrevistas, debates y hasta análisis políticos de su conductor y productor general. Sábado de Corporán era un toque de queda, no había figura nacional o internacional que no desfilara por ese escenario.
El sábado 3 de marzo los ejecutivos de Color Visión, los comunicadores formados bajo su tutela, los artistas, políticos y bailarinas rindieron un homenaje en vida a Corporán, quien pareciera como si su existencia dependiera de la vigencia de su programa. Horas después de despedir la última emisión del dueño de los sábados, su conductor y creador, murió.
En el 2011 la Asociación de Cronistas de Arte otorgó el Soberano al Viejo Corpo, el máximo galardón que se le entrega a una figura de trascendencia histórica. Cientos de reconomientos, placas, trofeos, certificados y cartas fueron entregados a Corporán, pero lo que en su palabra marca un hito es el apoyo y cariño de su pueblo.
Y es que Rafael Corporán de los Santos era más que un productor y dueño de medios. Sus labores sociales, su participación como síndico, sus concejos profundos bañado de pueblo, la ayuda comunitaria que lo caracterizaba, su inteligencia vivida y toda una gama de virtudes que lo hacen digno de que todos los dominicanos, y más allá, le rindan homenaje al Viejo Corpo.
Ya miles dieron el último adiós al cuerpo sin vida del dueño de los sábados, pero sin duda alguna que por siempre y para siempre, Corporán sigue…
Por Manauri Jorge

miércoles, 29 de febrero de 2012

Cuando la pobreza se burla de sus esclavos...

Tiene tres hijos: una de 20 años que padece Síndrome de Down, un varón de 16 con serias limitaciones de aprendizaje, y una de 13 que es invidente. A todo eso súmele la miseria de no tener siquiera para darle a sus vástagos un plato de comida por día.

viernes, 17 de febrero de 2012

Amigos de Animal Planet

Hacemos pública la invitación formal a la producción de Animal Planet para que, en lo posible, desplacen sus cámaras y especialistas hasta la República Dominicana para analizar el ecosistema político nacional.

Y es que el comportamiento desafortunado y empírico de muchos políticos criollos no deja otra alternativa que pensar en una clase nómada, iletrada, troglodita o bárbara que hace lo que sea para mantener o adquirir el poder.

A medida que agoniza el tiempo para depositar los votos en las urnas las declaraciones desafortunadas, las acusaciones públicas de homosexualismo, las supuestas vinculaciones con drogas internacionales, las afirmaciones de derrota sin jugar y las muchas, pero muchas mentiras en probeta, dan a entender que en estas elecciones ganará el bando que explote más falacias.

Bien pudieran hacer el estudio los veterinarios que cobran en el Zoológico Nacional, pero la paupérrima condición en que sobreviven los animales bajo su cuidado nos deja entredicho que la basura se esconderá debajo de la alfombra y no es esa la intención.

Producción de Animal Planet, quizás estén ocupados en algún rincón de África o en las profundidades de los oceanos, pero tomen un receso y pasen por este pedazo de isla porque confirmarán que sí existen animales de dos patas. Y hasta con corbata...

Por Manauri Jorge

jueves, 16 de febrero de 2012

Celebrarán sus bodas de oro fundidos en la miseria

Luís de Jesús y Juana Bautista cumplirán este año su aniversario de oro. Llevan 30 años como comerciantes en el mercado de Cristo Rey. Son una pareja peculiar dentro del montón porque duermen debajo de la misma mesa donde miserablemente se ganan la vida.

Ella tiene 63 años, él 72. Don Luís carga con una úlcera sangrante en su pierna derecha desde hace un año y una hipoglicemia que ya ni le preocupa. Doña Juana, aunque no padece dolencias en ninguna de sus extremidades, dice que no puede distinguir a sus clientes por una deficiencia visual.

La casucha donde sobreviven mide aproximadamente seis metros cuadrados. El techo lo componen retazos de hojas de zinc. Los bichos se logran distinguir dentro de la madera que soporta la mercancía. No tiene puerta, no tiene ventanas, no tiene ni condiciones para la supervivencia animal.

“No estamos con ningún pariente porque cuando debo curarme hasta a mí me da asco...”, musitó el enfermo mientras sostenía una bolsa con medicamentos en su mano izquierda. Su vista cayó lentamente hasta el suelo como ocaso que agoniza hasta el infierno.

Esa exclamación fue secundada por el también comerciante Ramón Díaz Solano, quien enfatizó que “el mal olor que tiene ese hombre en esa pierna es tan grande que nos molesta”. Al decir eso estaba a cinco metros de la silla donde reposaba don Luís.

Bautista precisó que tienen tres hijos. El que vive en mejores condiciones económicas quizás consiga para comer dos veces al día. No lo ven desde noviembre de 2011, aunque los demás vendedores le dicen que él se pasea por los demás quioscos y ni mira hacia sus progenitores.

“Vivíamos en una casa alquilada, pero al gastar todo en medicamentos terminaron por sacarnos. No teníamos otro lugar a dónde ir que este rincón. Aunque esté lleno de ratones y cucarachas, es lo que hay”, expresó doña Juana mientras un suspiro desmentía su resignación.

Ambos están enfermos. Logran sobrevivir gracias a la ayuda de algunos comerciantes de la zona que les ofrecen mercancías para luego dividir las ganancias. Así comen lo que puedan. Así compran la mitad de los medicamentos que necesitan.

Don Luís dijo que una amiga le “consiguió” una tarjeta del Seguro Nacional de Salud y con eso un doctor le pasa algunas pastillas que requiere. Las que necesita para combatir la úlcera las compra cuando las ventas del negocio pasan de 500 pesos. Hace dos semanas que no las toma.

Aunque De Jesús ya se siente derrotado, Bautista mantiene un pedazo de fe latente. “Le pido a Dios que se haga su voluntad. No deseo riqueza, lo que quiero es tener dónde vivir. Con eso puedo morir tranquila”, exclamó.

Los vendedores ambulantes Iván Puello y Sara Guzmán coinciden en que la pareja se ha adaptado a esa situación porque al Estado parece no importarle su dolencia. Hay otros que duermen en el mercado, pero son drogadictas, alcohólicos o enfermos mentales.

Frente a la casucha de los esposos se venden “botellas milagrosas”. Quien las vende confesó que no hay panacea para cambiar el sombrío panorama en que la desahuciada pareja celebrará sus bodas de oro.

Por: Manauri Jorge

viernes, 10 de febrero de 2012

¿Qué tan fácil se puede violar la cuenta electrónica de una persona?

La tecnología permite manejar mayor cantidad de información con la menor cantidad de herramientas posibles. Pero uno de sus defectos es que “no existe ningún servidor que sea impenetrable. Se puede dificultar el acceso, pero nunca impedirlo”.

Esa aclaración la hizo este viernes el ingeniero Hiddekel Morrison a propósito de que organismos de inteligencia allanaron la residencia del periodista Guillermo Gómez en busca de su hijo José Ángel Gómez Canaán, a quien implican en una red de espionaje que supuestamente  intervino los buzones de correo electrónico de la Primera Dama, de varios ministros y de empresarios.

Según explicaciones de Morrison, hay dos formas de violar la privacidad de una cuenta electrónica: cuando el mensaje es remitido desde un servidor privado o cuando es de una plataforma pública como hotmail.com, gmail.com, yahoo.com y otras.

En el caso de que sea un servidor privado es más simple el proceso de cometer el crimen “porque cada mensaje enviado, además del contenido informativo que se desea, contiene la dirección personal, el código del servidor, la ruta y demás componentes personales”.

Si es en un servidor público hackearlo resulta más difícil porque es internacional, donde se tienen más componentes de seguridad y el monitoreo se realiza cada segundo.

Confirmó que en la red de redes hay miles de tutoriales -asesores- que te enseñan a violar la cuenta de servidores públicos y privados. “Hasta bombas se aprende a hacer por la Internet”, agregó.

En el caso de los mensajes que supuestamente le enviaron al periodista Guillermo Gómez con las informaciones reveladas en dos reportajes de Elsiglo21.com se desconoce si llegaron desde una cuenta con servidor privado o público.

También fueron allanadas las oficinas de Guillermo Gómez en la avenida 27 de Febrero con Tiradentes, sus demás propiedades y el periódico digital Elsiglo21.com.

Vulnerabilidad oficial

El experto en telecomunicaciones resalta que “el Gobierno no ha implementado los estándares que se exigen para garantizar la seguridad de las informaciones que alojan sus servidores”.

Hiddekel Morrison es presidente de la firma de consultoría y capacitación HM Consulting, además de autor de varios libros con reconocimiento internacional.

La pregunta que flota en este problema es ¿por qué las autoridades fueron al receptor de la información y no a la fuente? Claro, si es que hubo alguna fuente, como alega el periodista.
Por Manauri Jorge

miércoles, 8 de febrero de 2012

La Bandera, ¿otro trapo más?


No. No me lancen a la hoguera por irreverente. No insistan en que soy un antipatriota que utiliza los alcances para tener por las cuatro esquinas la tricolor nacional. Ya les dije que no, no soy extranjero. No me juzguen por reconocer que la publicidad se limpia las nalgas con los símbolos patrios y nadie se revela. Solo sigo la corriente.

Pero por qué me crucifican cuando digo que la bandera dominicana es otro trapo más, si una compañía cervecera se la prestó a un joven para que la usara como toalla y se lanzara a una piscina donde otros ingerían alcohol por boca y nariz.

Anja, piedras para los más chiquitos. A mí sí me ponen en el paredón, pero por qué no hicieron lo mismo con la empresa gaseosa que puso su letrero en la parte superior de la gigantesca bandera atrincherada en los asientos vacíos del principal estadio capitalino.

De qué patriotismo me hablan los sepulcros blanqueados que gobiernan esta media isla, si donde se cuecen las leyes desconocen el natalicio o muerte del autor intelectual de la desgraciada nación que parió.

Me juzgan a mí. Quizás porque no tengo apellido con eco o porque mi patrimonio cabe en un puño. No me interesa que me apunten, como tampoco sé que le interesaría a Concepción Bona o María Trinidad Sánchez si pudieran ver lo que hacen los tutumpotes con el pedazo de tela que les costó tanto sudor y sangre orquestar.

La ley 360 establece que la bandera debe ser izada en todas las dependencias públicas; en los colegios, escuelas y universidades; en los organismos militares; en las embajadas dominicanas ubicadas en el exterior; en el Congreso Nacional y los estamentos judiciales; pero además, debe estar en cada hogar en fechas patrias, como el 26 de enero, 27 de febrero y 16 de agosto.

Leí tres veces el mismo párrafo y no encuentro la línea donde precise que la tricolor se pueda usar para cubrir la ausencia de un cristal en un vehículo del transporte público, para que combine con los colores de marcas comerciales, para enterrar un delincuente barrial o, en el más pintoresco de los casos, para vestir un perro que desfilaba en el carnaval de Bonao.

Me avergüenza la maldita ruta que lleva esta generación, pero más náucea me genera el silencio cómplice de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias. La irresponsabilidad -si es que ha tenido- que presenta esa entidad es tan cobarde como dudosa. ¿Por qué no le halan las orejas a los que se orinan en el orgullo nacional?

Yo sí conozco los lugares y el modo en que se debe usar la bandera. Ahora bien, que hoy la cruz blanca no sea símil de un pueblo valiente, que el azul se haya desteñido hasta la marca que lo imprima o que el rojo no simbolice la sangre derramada -malgastada- por los patriotas, no es culpa de quien suscribe.

Aunque ha decir verdad no sé si tenga razón un amigo que vociferó: “Prefiero un perro patriota que un político ladrón...”. Es duro admitirlo porque me conformaría con lo menos malo, pero hasta yo colega. Hasta yo.

Si quieren acabar conmigo, bien, lo acepto. Espero que de paso limpien la mierda acumulada por los que tejen el poder y el seudopatriotismo de esta agonizante nación.

Por: Manauri Jorge

jueves, 26 de enero de 2012

Sólo la ayuda de terceros prolongaría la vida de la doctora Ángela Espinal

Que la sonrisa obligada de la doctora Ángela Espinal no confunda a quienes la contemplan. Detrás de su mirada difusa se esconde una amalgama de enfermedades que en cualquier momento podrían anclarla con la muerte.

Según los diagnósticos de sus colegas hay que practicarle lo antes posible una angioplastía, además de las diálisis que frecuentemente necesita por una insuficiencia renal que la obliga ser atendida en vez de atender.

Lilian Espinal, madre de la enferma, contó que este jueves visitó el Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat) para que le practicaran un cateterismo a su dependiente, pero que no cuenta con dinero para cubrir los gastos.

Recordó que en julio de 2011 el diputado Juan Hibieres se comprometió aportar con los recursos para cubrir el tratamiento y han perdido comunicación. Por esa razón solicita del legislador la pronta intervención que le prolongue la vida a su hija.

“Debo más de cien mil pesos en el Hospital Metropolitano de Santiago -Homs- y ahora tenemos que buscar lo de la angioplastía. Imagínense ustedes, los parientes de Ángela no tenemos dinero para pagar si quiera las diálisis”, precisó.

La insuficiencia renal se da cuando uno o los dos riñones dejan de realizar su proceso de filtrar las sustancias que van a la sangre y separarlas de los desechos que posteriormente son expulsados por la orina.

Cuando los riñones no pueden ejecutar el proceso de filtración de manera eficiente, el paciente es sometido a un proceso de diálisis donde lo conectan a una máquina que hace lo que deberían hacer los órganos infuncionales.

Espinal recién cumplió 31 años y debe ser dializada tres veces a la semana. Pese a que casi pierde la audición por las secuelas de la insuficiencia renal, expresa con enunciado silábico que mantiene las esperanzas de vivir y servir a los demás con su profesión.

Para cualquier colaboración comunicarse a los teléfonos 809-344-4415 y 809-643-6106. También puede aportar a la cuenta 10-001-104886-5 de la Asociación Cibao de Ahorros y P´restamos.

Por: Manauri Jorge

Exige a matadores le respondan por qué le asesinaron hijo de 16 años


Para Adriana Encarnación Hernández el arresto de los que mataron a su hijo de 16 años no le aliviana del todo las penas. Lo que implora es que los capturen y al tenerlos frente a frente preguntarles “¿por qué me asesinaron mi muchachito?”.

Entre llantos e impotencia expresada, la madre de quien en vida se llamó Willian Acevedo Encarnación contó que el pasado 21 de agosto tres hombres en una yipeta le pidieron a su hijo que los acompañara en una parranda y al negarse le dispararon en la nuca.

Pero además, después de verlo caer en el pavimento en la avenida Charles de Gaulle supuestamente le pasaron dos veces por encima al cuerpo para argumentar luego que se trató de un accidente de tránsito, aunque testigos afirman que fue un homicidio.

“Lo desbarataron; ya mi hijo muerto, le pasaron dos veces por encima con la yipeta y le sacaron todos los órganos del estómago. Fue algo sin piedad. Mataron dos veces a mi muchachito”, narró.

Acusa directamente a Wilson Díaz Contreras, Francisco Alberto Madeo y Abrahán Díaz Jiménez de ser los autores materiales del crimen. En el caso del último figura como quien le disparó en al nuca al menor.

“En este caso hay dinero por el medio porque yo sé que un teniente del destacamento de la Charles de Gualle recibió cinco mil pesos para que argumentara que fue un accidente. Yo misma escuché uno de los policía reclamarle a otro por una partida que no le habían dado”, aseguró.

Señaló que al someter a los implicados a la acción de la justicia, supuestamente el fiscal Perfecto Acosta no le permitió plantear su versión y se limitó escuchar el testimonio de los acusados.

Dice que tenía un abogado privado, pero que éste renunció del caso porque se dio cuenta que había mucho dinero de por medio.

Afirma que su hijo salía de la escuela y se iba a laborar con su padre en una camioneta vendiendo víveres. Lo califica como un joven trabajador y tranquilo.

Concluyó su denuncia con la misma interrogante que le calcome las ganas de vivirr: ¿Por qué me asesinaron mi muchachito?

Por Manauri Jorge

miércoles, 25 de enero de 2012

La segunda línea del Metro lleva un excedente de por lo menos US$60MM

El director ejecutivo de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), Diandino Peña, adelantó que para el próximo 27 de febrero el presidente Leonel Fernández realizará un recorrido por la segunda línea del Metro.

Lo que el funcionario no explicó es el excedente que lleva la obra de por lo menos 60 millones de dólares, en razón de que para abril de 2011 se aseguró que la segunda línea costaría 770 millones de la moneda extranjera y para el 90 por ciento de su construcción se han gastado 830.

Hace un año el Senado aprobó un préstamo de 251 millones de euros para financiar la mencionada obra. Ese monto convertido en dólares equivale a más de 327 millones.

Pero en noviembre pasado también se aprobó otro préstamo por 230 millones de dólares para ser utilizados "en el financiamiento del programa para el desarrollo de la política sectorial del transporte urbano", aunque el motivo principal fue la segunda línea del Metro.

Si la construcción está lista en un 90%, tal y como afirma el director de la Opret, se deduce que mínimo faltarían por gastar 82.2 millones de dólares más, ésto sin mencionar los gastos extras que surgen a medida que avanza la construcción.

Peña resaltó que la segunda línea del Metro contará con nueve estaciones, de las cuales ya siete están listas. La más importante es la ubicada en la avenida John F. Kennedy esquina Máximo Gómez.

La obra fue diseñada para cubrir el trayecto desde la avenida Luperón hasta el puente Francisco del Rosario Sánchez (17), pero debió reducir su distancia. La primera etapa alcanzará el trayecto desde la avenida Máximo Gómez hasta la Luperón.

Para la primera línea del moderno transporte supuestamente se gastaron 700 millones de dólares, según los datos ofrecidos por el gobierno. Todavía hay ingenieros que aseguran el excedente de esa construcción es incalculable porque se hicieron gastos innecesarios.

Por Manauri Jorge

jueves, 19 de enero de 2012

Simbiosis 2.0: La política y los medios


Pese a que el cuarto de siglo que me acumulan los años no permitió que viviera los procesos electorales donde las tendencias ideológicas eran las que determinaban los votos, quienes cuentan la historia unen las piezas de un rompecabezas con olor a azufre y pólvora.

Lo que sí puedo testificar es la evolución que ha tenido la manera de hacer política en los últimos 10 años. Con la implementación de la Internet -que no es otra cosa que la famosa “Aldea Global de Marshall McLuhan”- los que practican el arte de gobernar se han visto obligados a cambiar los ademanes por clicks y los panfletos por códigos binarios.

La única ventaja que tienen las canas sobre lo reciente es el “hard disc”. Por esa razón es que se pueden ver algunos de los denominados “viejos robles” con perfiles en Facebook, Twitter, Linkedln y hasta canales en Youtube. De no hacerlo quedarían en un rincón del pasado junto a los diskettes.

Pero el fenómeno que me impulsa digitar esta hipótesis no es presentar una cronología de la red de redes ni nada semejante, sino las maniobras políticas y sus medios para perpetuar el boato que les corrompe la conciencia.

Dentro de cuatro meses se elegirá en República Dominicana un nuevo “sistema operativo presidencial” y hasta entonces la abusiva avalancha de publicidad será el pan de cada día. Basta con ver un juego de pelota local para comprobar que cerca del 80% de los comerciales responden a un interés partidario. Pero también lo pueden notar en el trayecto hacia el estadio con los cientos de vallas –muy caras- que tintan de arcoíris sin balance la capital.

No conformes con acaparar los medios tradicionales, los futuros mandatarios y sus estrategas han ideado enviar minimensajes de textos a números aleatorios con la intención de agregar más adeptos a su ya nutrida manada. No importa el camino, el fin es retener o conseguir el poder.

Hay que resaltar otros focos de atención. Según los datos suministrados por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones cerca de 300,000 personas ya cuentan con celulares inteligentes y, de esos, más del 70% tienen acceso a la Internet.

Es por esto que en las calles ya se ven los forros o skin de cada partido y hasta postales que se adhieren a los equipos. Si no menciono que la abstención electoral de 2008 fue de casi un 30% a mi análisis le faltarían "gigas" para soportar lós "virus" mediáticos.

La tendencia ha sido, desde 1996, un aumento proporcional de los que deciden ahorrarse la publicación del criterio partidario. En su mayoría son jóvenes entre 18 y 35 años, el mismo rango que ocupa el 30 y pico por ciento de los que nunca han laborado o están sin empleo. Pero también son los que figuran con más "smartphones" y los políticos lo saben.

Una muestra de que los estrategas conocen estos datos es que existen cientos de grupos o perfiles en las redes sociales dedicados exclusivamente para el bombardeo de propaganda partidaria.

Esta estrategia ha dejado en “off” a muchos interactivos de radio y televisión para darle “on” a los “cibertivos” -denominación de quien suscribe-.

Desde que Barack Obama utilizó la Web 2.0 para ganar las elecciones de 2008 en Estados Unidos, los políticos hicieron un “copy and paste” a esa estrategia y se mantienen “refresh” con las tendencias comunicacionales de la época.

Con eso de que en unos años el dinero será más virtual que físico, espero que los fondos de mi nación no estén a la orden del poder, porque, como van las cosas, no quedará ni un “centabit” para la próxima contienda electoral.

Por: Manauri Jorge