lunes, 5 de marzo de 2012

Corporán... sigue!

Rafael Corporán de los Santos, el Viejo Corpo, con 72 años muere la madrugada del 5 de marzo de 2012. Un infarto al miocardio le sorprendió mientras era atendido en la Clínica Abreu por afecciones que padecía meses atrás.
Sus parientes confesaron que una depresión circulaba por sus emociones, pero la alegría que caracterizaba su personalidad y la firme convicción de ayudar a los demás se impusieron sus últimas horas para reafirmar su boleto hasta el firmamento.
Siendo un niño Corporán tuvo que hacer de limpiabotas, canillita, billetero, vendedor ambulante y otros tantos oficios que le enseñaron cómo ganarse el pan para ayudar a los suyos. Con mucho sacrificio el Viejo Corpo estudió locución y desde entonces su paso por los medios quedaría marcado con tinta indeleble.
Gozando con producciones Corporán fue su primer programa y el que desde el inicio recibió el respaldo de las mayorías. Y es que no se limitaba a emitir enunciados por un micrófono, sino que brindaba espectáculos artísticos con las figuras trascendentales de la época.
Años después pasa como propietario de Radio Popular, emisora noticiosa que más tarde logró posicionar en la preferencia de los dominicanos. Con su primera emisora el crecimiento de Corporán era indetenible…
Pero la tangente de los programas de entretenimiento surge en 1988 cuando las cámaras de Sábado de Corporán se encienden por primera vez para durar un cuarto de siglo transmitiendo las ocurrencias, dinámicas, concursos, entrevistas, debates y hasta análisis políticos de su conductor y productor general. Sábado de Corporán era un toque de queda, no había figura nacional o internacional que no desfilara por ese escenario.
El sábado 3 de marzo los ejecutivos de Color Visión, los comunicadores formados bajo su tutela, los artistas, políticos y bailarinas rindieron un homenaje en vida a Corporán, quien pareciera como si su existencia dependiera de la vigencia de su programa. Horas después de despedir la última emisión del dueño de los sábados, su conductor y creador, murió.
En el 2011 la Asociación de Cronistas de Arte otorgó el Soberano al Viejo Corpo, el máximo galardón que se le entrega a una figura de trascendencia histórica. Cientos de reconomientos, placas, trofeos, certificados y cartas fueron entregados a Corporán, pero lo que en su palabra marca un hito es el apoyo y cariño de su pueblo.
Y es que Rafael Corporán de los Santos era más que un productor y dueño de medios. Sus labores sociales, su participación como síndico, sus concejos profundos bañado de pueblo, la ayuda comunitaria que lo caracterizaba, su inteligencia vivida y toda una gama de virtudes que lo hacen digno de que todos los dominicanos, y más allá, le rindan homenaje al Viejo Corpo.
Ya miles dieron el último adiós al cuerpo sin vida del dueño de los sábados, pero sin duda alguna que por siempre y para siempre, Corporán sigue…
Por Manauri Jorge