viernes, 10 de febrero de 2012

¿Qué tan fácil se puede violar la cuenta electrónica de una persona?

La tecnología permite manejar mayor cantidad de información con la menor cantidad de herramientas posibles. Pero uno de sus defectos es que “no existe ningún servidor que sea impenetrable. Se puede dificultar el acceso, pero nunca impedirlo”.

Esa aclaración la hizo este viernes el ingeniero Hiddekel Morrison a propósito de que organismos de inteligencia allanaron la residencia del periodista Guillermo Gómez en busca de su hijo José Ángel Gómez Canaán, a quien implican en una red de espionaje que supuestamente  intervino los buzones de correo electrónico de la Primera Dama, de varios ministros y de empresarios.

Según explicaciones de Morrison, hay dos formas de violar la privacidad de una cuenta electrónica: cuando el mensaje es remitido desde un servidor privado o cuando es de una plataforma pública como hotmail.com, gmail.com, yahoo.com y otras.

En el caso de que sea un servidor privado es más simple el proceso de cometer el crimen “porque cada mensaje enviado, además del contenido informativo que se desea, contiene la dirección personal, el código del servidor, la ruta y demás componentes personales”.

Si es en un servidor público hackearlo resulta más difícil porque es internacional, donde se tienen más componentes de seguridad y el monitoreo se realiza cada segundo.

Confirmó que en la red de redes hay miles de tutoriales -asesores- que te enseñan a violar la cuenta de servidores públicos y privados. “Hasta bombas se aprende a hacer por la Internet”, agregó.

En el caso de los mensajes que supuestamente le enviaron al periodista Guillermo Gómez con las informaciones reveladas en dos reportajes de Elsiglo21.com se desconoce si llegaron desde una cuenta con servidor privado o público.

También fueron allanadas las oficinas de Guillermo Gómez en la avenida 27 de Febrero con Tiradentes, sus demás propiedades y el periódico digital Elsiglo21.com.

Vulnerabilidad oficial

El experto en telecomunicaciones resalta que “el Gobierno no ha implementado los estándares que se exigen para garantizar la seguridad de las informaciones que alojan sus servidores”.

Hiddekel Morrison es presidente de la firma de consultoría y capacitación HM Consulting, además de autor de varios libros con reconocimiento internacional.

La pregunta que flota en este problema es ¿por qué las autoridades fueron al receptor de la información y no a la fuente? Claro, si es que hubo alguna fuente, como alega el periodista.
Por Manauri Jorge